28/5/12

Las cosmogonías de José Bedia


José Bedia, Nomadismos, 2011

Si se hiciera un inventario de los motivos iconográficos  que aparecen en las pinturas e instalaciones del artista cubano José Bedia,lo primero que llamaría la atención sería el sentido cósmico que prevalece en sus representaciones de la figura humana: torsos que proyectan sus formas triangulares contra el firmamento, hombros sobre los que se despliegan hileras de árboles, autopistas, laderas y rascacielos, cabezas zoomorfas ante constelaciones circulares que funcionan a modo de aureolas, brazos descomunales que se extienden como si pudiesen alcanzar aviones en vuelo (tan minúsculos que adquieren la apariencia de juguetes infantiles).  Las figuras de Bedia son paisajes y, más aún, seres telúricos  que parecen erigirse en el centro mismo del firmamento.
José Bedia, Mwana Pwevo

Leonardo, El hombre de Vitrubio, 1492

Estas relaciones entre el hombre y el universo están representadas no a la manera racional, con las proporciones meticulosamente calculadas, como las que aparecen en el célebre dibujo de Leonardo; sino con trazos ingenuos y poderosamente gestuales, a veces vertiginosos como relámpagos, a veces ornamentales, con chorreados, huellas dactilares y manchas sumamente expresivas. Las representaciones de Bedia se aproximan a un mundo que, sin ser necesariamente infantil, es al menos pre-lógico, intuitivo e irracional.

Es un mundo también de geometrías muy simples, de fuerzas elementales, de imágenes de la naturaleza en un estado bruto. Una naturaleza personificada, como aquella 'aurora de rosáceos dedos' en los versos homéricos. Gran parte del vigor expresivo de las obras de Bedia está relacionado con esa visión donde las fuerzas de rayo o el trueno todavía poseen la capacidad de intimidar y regir los destinos.

José Bedia, Y esas ganas de salir volando, 2008

El artista se interesó en la antropología y su curiosidad por las formas de pensamiento no-occidental terminó por embrujarlo. En un periodo de tiempo relativamente breve, las creaciones de Bedia pasaron del acercamiento del antropólogo a representaciones de sistemas poéticos análogos y maneras de interpretar el mundo a las que inicialmente constituyeron su objeto de estudio.

José Bedia,Sarabanda, 2010
Esta visión cósmica es la recuperación de un pensamiento mágico, en la que Bedia superpone  mucho de ficción, de manejo poético del espacio y de referencias tal vez indescifrables, aunque puedan estar inspiradas en sus amplios conocimientos de las culturas tribales de América del Norte, África y el Amazonas. Esta iconografía y este sistema de asociaciones son tan sólo el punto de partida para el desarrollo de una figuración muy personal. En sus instalaciones incluye tanto signos inspirados en jeroglíficos egipcios y estrellas simplificadas que podrían recordar a la obra tardía de Henri Matisse, como juguetes y maquetas, que coexisten junto a objetos rituales, símbolos y palabras abakuá.

Henri Matisse, Icaro, 1947
File:Jose Bedia - 'Senor de la Noche', acrylic on canvas, 1992, HAA.jpg
José Bedia,Señor de la noche, 1992
José Bedia,Start Comes to Light this Way, 1992

1 comentario:

  1. Muy buena reflexión sobre la obra de Bedia. Te felicito Ernesto.

    ResponderEliminar