1/6/10

Historia de las sillas



El dúo integrado por Carlos Cobas y Guy Barcena ha realizado un video en el que interpretan Historia de las sillas. Hay algo de insólito en escuchar una canción de Silvio Rodríguez contra el fondo de las edificaciones y highways miamienses. El hecho de que el número se haya grabado en esa ciudad de la Florida, con una provocativa toma en el Cafe Versailles, no es sólo un acto atrevido; sino también un síntoma más de los cambios en la configuración política del exilio cubano. Aunque se trata de un gesto cuyo carácter político no puede pasarse por alto, cantar Historia de las sillas en Miami no significa expresar algún tipo de adhesión hacia el gobierno cubano; sino afiliarse junto a aquellos que son partidarios de un intercambio cultural más enriquecedor y que apuestan por un mayor acercamiento hacia el régimen como la manera más eficiente y saludable de acelerar su caída. Un sector del exilio, cansado de cinco décadas de politiquería y estériles antagonismos, que se muestra más abierto a la recepción de valores culturales de la Cuba posterior a 1959. Cantar a Silvio Rodríguez en Miami es algo deseado por muchísimos cubanos de la diáspora.

En la toma inicial, Guy Barcena se sienta en una silla al borde del camino. Aquí una crítica al propio Silvio Rodríguez, ya que la letra de la canción habla de un caminante que no se detiene en la búsqueda de la verdad, con sus zapatos gastados, como espejos que le queman la garganta, y para quien esas “sillas peligrosas que invitan a parar” representan acomodamiento, renuncia o hasta traición a sus propios ideales. Cobas y Barcena juegan continuamente con el acto de caminar (en algún momento sostienen letreros en los que se lee “Ayúdame a pensar”) como opuesto al de sentarse. Ellos –como lo hacen muchas otras personas- distinguen a Silvio Rodríguez, el cantautor, de Silvio Rodríguez el ser humano. El primero es una de las voces más importantes de la canción latinoamericana. El otro es sencillamente un mediocre –y oportunista- defensor de uno de los gobiernos más intolerantes y devastadores que han existido en el continente.¿Cómo entender que alguien que afirmara hacer un discurso sobre su derecho a hablar, terminara sosteniendo un sistema que cercena cualquier derecho de los cubanos a expresarse?

Las canciones están allí: Mariposas, Óleo de mujer con sombrero, Te amaré, Esto no es una elegía, Oh Melancolía, Historia de las Sillas, y muchas otras, como presencias que enfatizan, por contraste, la mezquindad de Silvio Rodríguez como persona. Un caso, no tan infrecuente, donde las composiciones del artista se vuelven contra la figura política (y ética) del hombre que las crea. Cobas y Barcena, con su video, han hecho un homenaje al músico y al mismo tiempo una condena al intelectual oportunista. En tal sentido es muy significativa la imagen final, donde ambos cantantes se apresuran a tomar un ómnibus repleto de sillas.

3 comentarios:

  1. Si usted es de lo que cree que el supuesto intercambio cultural acelera la caida del regimen. Discrepo de su inocencia y optimismo. Seria como decir que el escape de petroleo en el Golfo de Mexico terminara por envenenar el agua potable que toman los Castros y que por resultado todos moriran intoxicados al vueta de tres meses.

    La visitade Silvio a los EE.UU solo sirve para añadir mas pollution al oxigeno que respiramos. Realmente no veo su lado positivo la visista de alguien que como este individuo ha hecho tanto daño al pueblo de Cuba que puso su arte y talento al servicio de la dictadura.

    Tambien creo que para sacar conclusiones hay que revisar un poco la conducta y actitud de estos artistas que participan de este GRAN CUENTO y desproporcionado intercambio cultural (cuento porque los cubanos de exilio nunguno hasta ahora a visitado la isla como parte de estos eventos.) y observar la conduta de esto artistas porque la mayoria como en el caso de Buena Fe que tiene un discurso para cada bando al punto que le cambiaron el estribillo de unos de sus temas para hacerlo mas digerible al exilio cuando la version original que canta en Cuba les echa al exilio. Realmente resulta asqueroso y repugnante la actitud de estos miserables y cobardes que les falta lo que tienen los hombre para ser consecuentes con sus ideas y libremente expresar lo que siente sea esto a favor o en contra del exilio y afrontar las consecuencias.

    Por otro lado a Silvio se le entrego una carta de parte de la madre de Zapata y el muy h.p. ni siquiera la tomo y la dejo abandonada en la conferencia de prensa…este es un verdadero MISERABLE y realmente no nos hace falta.

    El cubano se REPITE y es el mismo de siempre este dentro of fuera de Cuba. Esta nueva generacion se manifiesta sin principios y con DOBLE MORAL porque son los valores con los cuales fuero formados y asi se manifestaran por siempre repitiendose orbitando alredeor de su propia miseria mental.

    saludos

    ResponderEliminar
  2. muy de acuerdo con el anonimo de las 21.56
    aunque me gusten las canciones del susoducho silvio y alguna vez haya sido hasta fan a ultranza de su labia cantarina. hoy es un asco....y nada más...

    ResponderEliminar
  3. Silvio Rodriguez fue miembro del Buro Politico de Cuba y diputado a la Asamblea Nacional, fue tambien entre otro unos de los que firmo la carta apoyando el fusilamiento de los tres negritos que robaron una embarcacion para huir de la isla hechizada.

    Nada que escuchar su musica me suena a "Melodia de un Verdugo"

    Lindo titulo que le enconte? Asi se debio titular este articulo

    Saludos

    ResponderEliminar