6/2/10

Balada de la dependencia sexual

xxxxxxxx

Balada de la dependencia sexual es el título de una serie de fotografías de Nan Goldin. Sus trabajos muy bien podrían verse como manifestaciones del llamado realismo sucio. Los personajes que aparecen en sus obras son drag queens, prostitutas, drogadictos o bisexuales, ajados por la vida bohemia, la angustia, el deseo sexual, las ataduras afectivas o el sida.

Las obras de Goldin son poderosamente existenciales. Incluso en las imágenes con motivos sexuales, el erotismo queda relegado ante la expresión angustiosa de los personajes. Hasta tal punto son retratos psicológicos que aquí se estaría ante uno de los casos en los que la visualidad de la instantánea contiene un carácter cinemático. La fotografía parece indicar que es sólo un fragmento de una secuencia mucho más amplia, parte de una narración en la que presumiblemente irrumpirán otras figuras o en la que, eventualmente, el relato se desviará de maneras imprevistas.

Son también imágenes autobiográficas, escenas del mundo underground a la que la propia Goldin pertenece. Además de incluirse en sus fotografías, con frecuencia la artista está afectivamente involucrada con los personajes que retrata. Como en las novelas de Bukowski o Henri Miller, describen el ambiente sórdido desde la primera persona.



La cámara de Goldin sería una confidente indiscreta si no fuese porque los personajes de ese mundo underground son, a su manera, exhibicionistas. Sus dramas individuales, sus disfraces, sus ojeras, sus prácticas sexuales, la suciedad o el desorden de los lugares que habitan, poseen algo de intimidad que quiere hacerse a la luz pública, como si la auto-destrucción, la adicción a las drogas o la dependencia sexual, fuesen aventuras existenciales o modos de vivir artísticamente que debieran ser contados.

4 comentarios:

  1. A mi me gustan estas fotos. No hace mucho que me acerqué a la obra de Nan Golding, como me pasó con la de Diane Arbus. La fotografía sucia, como la llamas, a veces me parece mucho más emotiva.
    En un rato, nos tomamos un café.
    Buenos días.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que comico, nosotros en busca del conocieminto y su totalidad lo unico que hacemos es condicionar cada dia mas nuestros pensamientos en busca de lo imposible y nos enredamos como una pelota de rubber bands creando un planeta completamente ilusorio que nada tiene que ver con la realidad. ESO SI, CREAMO EL CONFLICTO lo unicoque realmente real. No el "Realismo Sucio" .

    ResponderEliminar
  3. Hola Anonimo, muy agudo tu comentario, que es todo un manifiesto. Me encanta la idea de la busqueda de lo imposible genere realidad (el conflicto). Gracias por una idea tan interesante.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno. En Goldin lo marginal, excesivo, underground, cualquier cosa, es asimismo cotidiano, familiar, rutinario. Y eso tiene un punto.

    ResponderEliminar