20/1/10

Obama, Maurizio Lazzarato y la crítica al Neoliberalismo.


El descontento hacia el capitalismo contemporáneo es bastante extendido. Lo era ya antes de comenzar la presente crisis económica. Dicha insatisfacción tuvo una incidencia muy favorable en la victoria electoral de Barack Obama. También ha contribuido a su estrepitosa pérdida de popularidad a tan sólo un año de su gestión. Al cabo de doce meses, los que expresaron su escepticismo parecen haber hecho gala de una mayor lucidez si se les compara con las encandiladas multitudes de desempleados, intelectuales, empresarios, estudiantes, pacifistas, ecologistas y miembros de minorías étnicas y sexuales que depositaron su confianza en el hechizo de la palabra Hope. El ímpetu inicial de Obama se encuentra hoy bastante apagado.

Desde luego que hay muy buenos motivos para tal decepción. El presidente, incluso cuando dispone de una aplastante mayoría en el congreso, sólo muy tímidamente ha logrado cumplir parte de sus promesas. Otras las ha negociado, las ha desvirtuado o sencillamente las ha pospuesto de manera indefinida.

Habría que preguntarse si verdaderamente pudo ser de otra manera. Posiblemente sí y es obvio que el propio Obama tiene no poca responsabilidad en la presente inconformidad hacia su gobierno. Pero, al mismo tiempo, habría que considerar cuáles pudieran ser los obstáculos que conspiran contra el Yes, We Can de su campaña electoral. El ensayo del sociólogo italiano Maurizio Lazzarato On the crisis: Finance (or Property Rights) versus Social Rights, tal vez proporcione alguna luz sobre cuáles podrían ser los límites en los cuales parece empantanarse la administración Obama. Escribe Lazzarato (yo he traducido las citas que aparecen a continuación):

La crisis que actualmente estamos experimentando no es una crisis financiera (en el sentido expuesto por el consenso mediático que separa la “especulación financiera” de la “producción corporativa”, como diría Nicolás Sarkozy); sino el fracaso de la gobernabilidad neoliberal de la sociedad, en el cual las finanzas son sólo un mecanismo (si bien un mecanismo estratégico). Desde el punto de vista de la gobernabilidad (y el régimen de la acumulación capitalista) la economía “real” y la “especulación” financiera son inseparables.


Para el autor de Labor inmaterial, el Neoliberalismo se basa en una contradicción:

Los que reciben un salario y son beneficiarios de la asistencia social deben ganar y gastar lo menos posible para abaratar los costos por mano de obra y asistencia social, mientras el consumidor debe gastar todo lo que pueda para consumir lo que se ha producido.


La especulación financiera sería la solución a esta paradoja. El capitalismo neoliberal intenta convertir al asalariado en pequeño propietario. Pero, según Lazzarato, la irracionalidad inherente a este proyecto consiste en desear transformar a cada uno en pequeño propietario sin “querer interferir en la distribución desigual de las riquezas, que no ha hecho más que agravarse en los últimos treinta años”.

El proyecto de transformar a cada ser un humano en un deudor y en un propietario de acciones ha conducido a un estado de colapso (en junio de 2008 la deuda de los Estados Unidos excedía los 51 billones de dólares, en contraste con los 14 billones de ingreso nacional bruto), en el que las deudas se vuelven un capital inflado y en definitiva inexistente, dotado de una función coercitiva (Lazzarato se detiene extensamente en el sentimiento de culpabilidad que generan las deudas y la dependencia de una asistencia social).

La crítica de Lazzarato al capitalismo contemporáneo deja sin resolver la pregunta de cómo encarar los conflictos actuales. Y es aquí también donde la agenda de Obama tropieza con un horizonte que no es sencillo transgredir, entre otras cosas porque -una vez que las experiencias del socialismo demostraron ser fiascos descomunales- no es sencillo concebir un más allá del neoliberalismo, como si el presente fuese una especie de callejón sin salidas en el que las soluciones pueden incluso ser contraproducentes. Las ayudas financieras destinadas a estabilizar Wall Street podrían ser un buen ejemplo de estos enredos. No son sólo paliativos provisionales; sino que acentúan lo que Lazzarato considera el fracaso de la gobernabilidad neoliberal de la sociedad.

El texto concluye con una nota pesimista:

La crisis no ha hecho más que empezar porque la apropiación privada de la riqueza colectiva –la distribución desigual de ingresos y poder-no es en modo alguno central a los planes de recuperación de la economía. La cuestión política que se encuentra en el meollo de la crisis económica no tardará en auto-revelarse a la luz del día.

2 comentarios:

  1. El descontemto hacia el capitalismo es tan grande que ayer el pueblo norteamericano de Massachusett voto en contra de los DEMOCRATAS LIBERALES , enviando una clarisima señal a la administracion de Obama que no estan de acuerdo con las reforma medica social y la politica liberal de la Casa Blanca.

    Ya es mas que claro que el pueblo nortemamericano desperto. y se ha dado cuanta de la agenda socialista de los democratas y sus intentos por destruir la constitucion de los EE..UU. y llevar al pais hacia otro tipo de sociedad.

    El pueblo de Massachusett de tradicion Democrata y con 46 años de senado democrata se sacudio de los suyos para mandar un CLARISIMO MENSAJE A LOS OBAMAS…

    Se los adverti, este no es el pueblo cubano del 1959. me temo pierden su tiempo con su filosofia de empujar con sus granito de arena…que les caera un cubo de agua fria como le ha sucedido al ayer mismisimo OBAMA todavia hoy esta aturdido…el realmente se creyo eso que los nortemanericanos quieren otra sociedad para su pais…como alguien tan inteligente puede ser tan estupido.

    HOY SABE QUE SU PRESIDENCIA ESTA EN PELIGRO EN LOS PROXIMO 3 ANNOS….


    Si claro el capitalismo es un fracaso por eso ningun pais socialista de Europa y la comunidad Europea con una moneda en comun pueden economicamnete contra este imperio….se mueren de enviaya no saben que hacer para destruir este pais…

    ….la ayuda monumental al pueblo de HAITI es norteamericana, donde estan los buenos intensionados Europeos SOCIALISTAS? los que dicen que aqui somos racistas???? Alemania envio una lata de galleta compartida con España, donde estan los Italianos? …

    come on!!!

    ResponderEliminar
  2. Al parecer el pueblo americano tiene muchisimo interes en escuchar el mensage de los liberales.
    hoy "AIR AMERICA"y dirigido por el repugnante Al Franken; el mas liberal programa de radio de todos los EE.UU. se FUE del AIRE haceindo gala de su titulos…

    Nada que todo se esta desinflando poco a poco en apenas un solo año . Nadie quiere escuchar el mensaje de los liberales con ecepsion de unos 4 gatos como dice alguien por aqui.

    Hoy tambien liberales y democratas se fajan unos con los otros y no sabe aquien culpar de su fracaso de Masachusett, mientras los TV networks preferidos por esto sufren los mas bajos rating comparados con otros como FOXNEWS QUE TIENE LOS MAS ALTOS DE LA NACION.

    …A NADIE LES IMPORTA SUS MENSAJES… CANSARON A LAS GENTES!… y realmente se creyeron que podian cambiar america. QUE TONTICOS SONNNNNNNNN! Y PEOR AUN NO ENTIENDE QUE SON LA MINORIA...UNOS 4 GATOS COMO DICE ALGUIE POR AQUI....

    ResponderEliminar