26/1/10

Memorias del Desarrollo

No he visto la película (que en estos días se estrena en el Sundance Festival). He evitado también leer cualquier comentario previo. Tengo, sin embargo, algunas referencias relacionadas con el proceso de producción. Como La cucaracha roja, la obra prima del joven director cubano Miguel Coyula (que se hizo con un presupuesto record de unos 2000 dólares), Memorias del Desarrollo es una producción de muy bajo costo, rodada en la Habana y New York, y en la que también se incluyeron imágenes del archivo. Es, además, el resultado de una labor en muchos sentidos artesanal, que se prolongó por más de cinco años.

Según me comenta un amigo, que ha seguido muy de cerca el proceso de creación del filme, nuevamente aparece el personaje de Sergio. La película está igualmente basada en una novela de Edmundo Desnoes y conserva el carácter testimonial que tuvo Memorias del Subdesarrollo; pero no aspira a ser una segunda parte de la película de Gutierrez Alea, sino más bien un complemento. Un filme que ofrezca una interpretación de Cuba desde cierta perspectiva del exilio y al mismo tiempo, una visión del capitalismo contemporáneo desde la posición de un intelectual que abandonó la isla y para quien la experiencia del socialismo cubano es una referencia continua.

Miguel Coyula, residente en New York, realizó lo que es, cuando menos, una osadía: Un largometraje que remite a una obra cimera del cine cubano (y mundial). Memorias del Subdesarrollo será un inevitable punto de comparación. Y esto plantea numerosísimos desafíos y expectativas.

Aquí el trailer.


8 comentarios:

  1. Se ve muy bien la película, a juzgar por los trailer y entrevistas al autor en diferentes sitios. Especialmente me cuadra ese concepto de collage con que trabaja, ese método de producción del "subdesarrollo" empleado para hablar del "desarrollo".

    ResponderEliminar
  2. El trailer me emociona. Tienes toda la razón cuando dices que el proyecto de Coyula es una osadía. Las trampas son numerosas. Memorias del subdesarrollo es un clásico que, después de 40 años, no deja de fascinar. Hubiera sido catastrófico intentar hacer una especie de "secuela" de Memorias, pero parece que Coyula ha evitado esa trampa. Lo que se ve en el trailer (por lo menos) parece más bien un elegante homenaje a una brillante y duradera película cubana cuya profundad nunca ha sido suficientemente apreciada.

    ResponderEliminar
  3. "Una filme que ofrezca una interpretación de Cuba desde cierta perspectiva del exilio y al mismo tiempo, una visión del capitalismo contemporáneo desde la posición de un intelectual que abandonó la isla y para quien la experiencia del socialismo cubano es una referencia continua."

    TE RETRATARON!

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Me he reido. Suena como un elogio. Ademas, me permitio darme cuenta de que habia dejado escapar un errata. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me quedo - con todo respeto, desde luego - con el film de Alea. Tengo miedo que me pase con aquellos juegos de los "sequels" de Lejania, Cercania, etc.

    G

    ResponderEliminar
  6. Ya lo dice el dicho: las segundas partes nunca fueron buenas....

    ResponderEliminar
  7. Las segundas partes, nunca fueron buenas...

    ResponderEliminar
  8. Primera critica que encuentro

    http://www.hollywoodreporter.com/hr/film-reviews/Memories+of+Overdevelopment+--+Film+Review-1004061861.story

    ResponderEliminar