30/9/09

%100 Hand-Made

xxxxxxxx

I
El próximo día 3 de octubre el artista cubano Alejandro López inaugurará su muestra personal %100 Hand-made, en la galería 17 Frost de Brooklyn, New York.

López exhibirá una serie de ensamblajes que representan anillas de tabaco ampliadas. Las piezas llaman la atención por su carácter artesanal y también por una artificialidad que les confiere un sentido casi escenográfico. Por medio de las etiquetas de los tabacos, López remeda paródicamente un estereotipo que todavía hoy persiste sobre Cuba. Una imagen de voluptuosidad y ligereza que queda traducida por las superficies visuales, de marcado carácter ornamental, que van trazando las letras, los emblemas y las sinuosas líneas decorativas.
II

Los ensamblajes poseen, a modo de contrapunto, una especie de cajón de resonancia. Allí, en las oquedades que se hacen visibles desde formas circulares, López ha incluido imágenes de la Habana en ruinas, como si se tratase de una visión más profunda y subterránea. Sin embargo, la propia dimensión escenográfica de las piezas sugiere que se trata de nuevas superficies no exentas de banalidad.



Con frecuencia la Habana destruida se ha asociado a cierta concepción romántica. Y no sólo eso. Como observó Slavov Zizek, las ruinas se han incorporado tácitamente a los discursos de corte oficialista que sostienen los partidarios del gobierno cubano. También se han subvertido sus sentidos más evidentes (que por otra parte invocan los opositores al régimen): en lugar de verse como síntomas del fracaso y la decadencia de un proyecto social, los simpatizantes del gobierno las han interpretado como expresiones “genuinas” de resistencia frente a las adversidades y al "imperialismo". De este modo, las ruinas han sido perversamente dotadas de un contenido triunfalista que no deja de tener un marcado acento kitsch.



La alteración de la escala enrarece las imágenes de los cintillos que adornan los puros. López propone un distanciamiento tanto de la percepción turística y hedonista, como de la visión ideológica que es también, en definitiva, igualmente turística.

Gracias a su carácter de desmontaje discursivo, los trabajos de López se inscriben de manera muy sui generis dentro de una serie de poéticas -desde filmes como Suite Habana y El arte de hacer ruinas, hasta las obras de Carlos Garaicoa, Angel Toirac y el pintor José Márquez- que se han interesado en el motivo de las ruinas arquitectónicas de la Habana.

8 comentarios:

  1. Ese Alejandro López es el que es popularmente conocido como "el performático de la fraternité"? El que se vistió de revolución francesa, y el del carrito de no al bloqueo?

    ResponderEliminar
  2. ESE MISMO. EL MISMO KITSCH EN PERSONA!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Anonimos, es el mismo artista que ustedes mencionan. Me gustaria, sin embargo, escuchar sus impresiones sobre las obras que estoy comentando aqui. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Por lo que parece, la aportacion consiste en introducir los aros de los tabacos como medio en la mirada a las ruinas. Que eso produzca un distanciamiento de la vision turistica (por la autoreflexion que conlleva el interponer los aros) como de la vision ideologica (? como asi?) no me queda claro y me pregunto si no sera ello más tu mirada analitica que la obra en si.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias A. Bueno, muchas gracias por atribuirle cierta autonomia a mi mirada. De cierta forma es algo que trato de hacer. Dejar que mi interpretacion tenga cierta independencia con respecto a las obras que comento. Sin embargo, creo que el efecto de extranamiento se produce de inmediato ante estos ensamblajes. Una anilla de tabaco es muy pequenna. De repente, verla en unas dimensiones de aproximadamente un metro me resulta un poco chocante, mas aun con ese sentido de profundidad que hay en las piezas y con ese sentido de montaje escenografico que es lo primero que salta a la vista. Creo que consigue, efectivamente, hacer ver que tanto la imagen estereotipada de lo cubano (asociada al tabaco, desde los tiempos de la colonia) y en la vision ideologica de las ruinas son montajes con los que es posible des-identificarse y percibir lo que poseen de teatralidad (no estoy muy seguro que teatralidad sea la mejor palabra en este caso). Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, muy bueno tu blog, los invito a todos a llegarse a CUBA NOTICIAS el sitio de los cubanos, pon tus posts o otras noticias cubanas de cualquier pagina, para que sean comentadas y votadas si tus posts alcanzan suficientes votos llegaran a la portada y seran vistos por miles de personas,tambien podras comentar y votar los otros posts que prefieras, CUBA NOTICIAS es el sitio donde están los verdaderos temas sobre la realidad cubana escritos por cubanos de todo el mundo.

    CUBA NOTICIAS
    http://cuba.corank.com

    ResponderEliminar
  7. Muy atinados tus comentarios querido amigo, como siempre. Pero me pregunto, se podra seguir hablando sobre las ruinas despues de Ponte? No se, creo que Ponte ha agotado el analisis del tema, quiza porque su pensamiento tiene una fuerza incomparable. un abrazo,

    Gerardo

    ResponderEliminar
  8. Ponte no ha agotado el análisis. Ponte lo que hizo fue llamar la atención hacia un tema que siempre puede recibir nuevos y frescos analisis. Por otro lado el tema de las ruinas se ha teorizado de manera intersante en referencia a la "poscolonia" y tambien en relacion a los post-sovietico. Siempre hay cosas nuevas que decir. La cuestion es si la perspectiva de Alejandro aporta algo exógeno al debate o repite a Ponte...

    Una sugerencia:
    Andreas Schönle, “Ruins and History: Observations on Russian Approaches to Destruction and Decay,” Slavic Review 65, no. 4 (2006): 668.

    ResponderEliminar