24/2/09

La galería vacía

xxxxxxxx
En 1958 exhibir una galería totalmente vacía era un acto provocativo. Era, en apariencia, el menor esfuerzo que pudiera hacer un artista. Si ante un cuadro abstracto o muchas otras producciones artísticas del pasado siglo el espectador profano exclama un desdeñoso “eso lo hace cualquiera” (lo cual raras veces es cierto) o pregunta con escepticismo "¿y eso que quiere decir?" (lo cual es una crítica mucho más compleja de lo que pudiera parecer a primera vista), ese espectador, al entrar en una galería completamente vacía, posiblemente tome el asunto por un excentricismo (y tal vez no ande del todo descaminado en esto).

Sin embargo, si se consiente en prestarle atención a la propuesta artística, si se dejan a un lado, así sea provisionalmente, las reticencias iniciales para aceptar lo que el creador intenta comunicar, entonces las paredes desnudas de una galería podrían suscitar una gratificante cadena de asociaciones. Se me ocurren –ahora mismo, como si pensara en voz alta- algunas interrogantes, muy obvias, que encuentro graciosas por su aspecto derridiano. ¿Por qué el artista no hizo nada para su exposición? ¿o será que hizo la Nada? Pero, ¿es posible hacer la Nada? (con mayúscula) ¿es posible no hacer nada? (con minúscula). Estas aporías u otras parecidas son ya un disfrute de orden estético y también existencial.
II
La exposición El vacío, que Yves Klein inauguró en 1958, perseguía conducir al espectador hacia experiencias más o menos análogas. Inmaterial e inasible el vacío no es por ello invisible. La galería de arte, un espacio en el que estamos inmersos en el imperativo social de ver, en el que estamos conminados a mirar “algo” es un lugar idóneo para reparar en la visualidad de la “nada”.
III
El vacío de Klein no sólo podría interpretarse como una abstracción, como una categoría negativa con la que opera el pensamiento filosófico (como el No–Ser o la Nada). Enmarcado por las paredes de la galería es un espacio muy concreto. El vacío es una imagen de intimidad, comparable a la intimidad que se experimenta ante un local despojado de muebles u ornamentos, o la intimidad tal vez que se revela en la ausencia.
IV
El vacío de Klein podría iluminarse mediante correspondencias: la página en blanco (en la que el escritor no escribe nada y que, para Mallarmé, funcionaba como silencio) o el silencio de las composiciones musicales de John Cage.
V
Limitarse a mostrar el espacio de la galería es un gesto fácilmente agotable que, al parecer, no podría repetirse sin imitar a Yves Klein. No obstante, al menos otros dos eventos artísticos aprovecharon el espacio de la galería con propósitos muy diferentes al del autor francés.

La argentina Graciela Carnevale, integrante del grupo conceptual Tucumán Arde, concibió, como parte del Ciclo de Arte Experimental, el proyecto de invitar al público a un espacio vacío y, una vez allí, hacerlos prisioneros. Es decir, encerrarlos en el local sin avisarles previamente. Sin escapatoria posible, el espectador era forzado a participar en la obra, cuya intención era, de acuerdo con la autora, llamar la atención sobre la presencia de la violencia en la vida cotidiana. El Ciclo de Arte Experimental se celebró entre el 7 y el 19 de octubre de 1968.

Marina Abramovic y Ulay realizaron el performance Imponderabilia, en 1977. Los artistas, desnudos, flanquearon la puerta que daba acceso al interior de la galería. Para atravesarla, los asistentes a la muestra no tenían otra alternativa que frotar sus cuerpos contra los de los creadores.

2 comentarios:

  1. Gracias, querido Ernesto, por este excelente "recordatorio".

    ResponderEliminar
  2. El ego es un mono que salta a travez de la selva:
    Totalmente fascinado por el reino de los sentidos,

    Cambia de un deseo a otro,
    de un conflicto a otro,
    de una idea centrada en si misma a la siguiente.

    Si lo amenazas, realmente teme por su vida.

    Deja partir ese mono.
    deja partir los sentidos.
    deja partir los deceos.
    deja partir las ideas.

    Deja partir la ficcion de la vida y de la muerte.
    Permanece simplemente en el centro, observando

    Y despues olvidate de que estas en el.

    LAO TSE.

    ResponderEliminar