13/12/08

Tristan und Isold

Ayer por la noche asistí a una puesta en escena de Tristan und Isold, en el Metropolitan Opera House. Fue una oportunidad más para corroborar lo que ya sabía: una ópera no puede segmentarse -como no hay otro remedio que hacerlo cuando se cuelgan vídeos de youtube- en arias o pequeñas piezas. Menos aún los dramas musicales de Wagner, en los que las arias son sustituidas por largos recitativos y donde se hace tanto énfasis en los leitmotiv, que reaparecen desde el pasado para agregarle intensidad a una escena. Posiblemente uno de los momentos más difíciles de dividir en fragmentos sea el dúo de amor del segundo acto de Tristan und Isold. Creo que en la actualidad casi todo el mundo estaría de acuerdo en que esta es una de las obras más desgarradoras que se han escrito jamás. Una ópera en la que, desde el principio hasta el final, como le escribió Wagner a Lizt a fines de 1854, "el éxtasis del amor...podrá ser saciado".

Cantan Kirsten Flagstag y el tenor Lauritz Melchior.



1 comentario: