23/12/08

Counter-Monuments (I).

I
En diciembre del año 2000, el MoMA celebró la exposición Counter-Monuments, con obras de Oldenburg, Michael Schmidt, Horst Hoheisel, Marcel Odenbach, Christian Boltanski, David Levinthal, Kcho y Félix González-Torres.
II
Contra-monumentos incluía imágenes que conmemoraban crímenes colectivos, abusos de poder o la presencia de la violencia en la vida cotidiana. Obras que mostraban otra cara de la historia. Ninguna celebración, ninguna figura heroica, nada de lo que un país o una sociedad pudiese sentirse particularmente orgullosa. Los Contra-monumentos evocaban una historia que más bien se desearía ocultar, olvidar o borrar.
III
Los Contra-monumentos se apartaban de las convenciones que tipifican a los monumentos. Las obras mismas eran una crítica a las representaciones oficialistas con las que las instituciones celebran un pasado grandioso y grandilocuente. En Contra-monumentos no había estatuas de bronce, ni estelas marmóreas, ni pedestales, ni mausoleos. En su lugar se empleaban medios alternativos, que poco tienen que ver con las formas tradicionales de conmemoración: el boceto de una pieza pública a gran escala, fotografías, acumulaciones de objetos, videos, comics.
IV
Las obras eran también críticas contra la deficiente complejidad o la manera adúltera con las que los mass-media hacen circular la información sobre acontecimientos que se recuerdan en las piezas. Los contra-monumentos parecen afirmar que los mass-media construyen una historia monumental, sentimental o tal vez kitsch. Los mass-media producen olvido no sólo por omisión o escasa divulgación, sino también por medio de construcciones banales.

A continuación tres de las obras que se exhibieron.

2 comentarios:

  1. Ernesto paso para desearte felices fiestas. Fue un placer leerte, discutir, y mantener contacto a traves de nuestros blogs, estos cenaculos de antano.
    Un abrazo,

    Gerardo,
    desde Miami.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Gerardo. Mis mejores deseos. Igualmente ha sido un gusto pasar por tu blog y seguir el formidable trabajo que haces por alla. un abrazo,
    con mi amistad,
    Ernesto.

    ResponderEliminar