1/12/08

Arte poética de Jerry Saltz


I
Hace dos años, más o menos por estas mismas fechas, asistí a un panel titulado Amores y Obsesiones en el Arte Contemporáneo. Allí se encontraban cinco de los más destacados artistas y críticos de hoy, además de un cocinero que tiene un restaurante de comida experimental y que desde hace años sueña con hacer helados calientes (una crema que tenga el sabor y la consistencia del helado; pero con una temperatura más apropiada para el invierno). La charla de Jerry Saltz, el crítico de arte del popular semanario newyorkino The Village Voice, acaparó la mayor atención. Saltz es un conversador admirable, dotado de un ingenioso sentido del humor –¿se puede ser un buen conversador sin a su vez poseer la capacidad de hacer reír?-, que encausa sus ideas hacia asociaciones inesperadas, como si permitiese acceder a parcelas de la realidad sobre las que no suele pensarse. Además, Saltz es un crítico que se atreve a sostener posturas controversiales con respecto al arte de nuestros días. Algo que hay que agradecerle.
II
A continuación una larga oración, citada en el breve y admirable libro de James Elkins What happened to art criticism?, en el que Saltz expone lo que podría ser más o menos su poética.

[…] permitir que el lector acceda a mis emociones; tratar de escribir de una manera directa, en un lenguaje libre de jergas, no simplificar excesivamente mis ideas o disminuir el nivel intelectual de mis reacciones; intento tener una idea, un juicio, o una descripción en cada oración; no dar nada por sentado; explicar cómo los artistas pueden ser originales o manidos y cómo emplean sus técnicas y materiales; observar si se desarrollan o se estancan; proporcionar contextos y emitir juicios que, espero, cuenten para algo más que para expresar mi opinión. Para lograr esto se requiere más que una posición o una teoría. Se requiere algo más. Y ese algo más es el verdadero sentido del arte y la crítica.

Elkins, en su libro, critica severamente la frase de Saltz. Yo creo que, en medio de una critica de arte tan impostada por concepciones filosóficas y términos oscuros, tan academicista y tan institucionalizada, es formidable contar con un autor que se propone, de una manera hasta cierto punto instructiva, involucrar al lector en la experiencia de disfrutar una obra de arte.

2 comentarios:

  1. ...y cuando un artista es consideara estancado?
    cuales son los parametros que los califican? y cual el es instrumento con que se mide este supuesto estancamiento?

    ResponderEliminar
  2. Muy interesantes preguntas. No tendria yo una respuesta para ellas. Creo que todos los artistas se estancan en un momento dado. Sobre todo a partir de que encuentra reconocimiento social o en el mercado. No asabria decir cual es el instrumento desde el que pueda medirse dicho estancamiento; pero por suerte cada vez existe menos exigencia -menos carga-para los creadores. Evidentemente la repeticion de un mismo tipo de obras es un indicio de estancamiento, como tambien lo sea posiblemente la combinacion de elementos ya hechos en trabajos anteriores. Es humano repetirse o estancarse y encuentro excesivo pedirle a un creador que se renueve constantemente.
    Saludos.

    ResponderEliminar