2/11/08

El velorio.

El martes que viene habrán terminado los años de la administración Bush. Ya nadie parece poner en duda que Obama será el próximo presidente y además habrá una mayoría demócrata en la White House. Los republicanos ya dan por perdidas las elecciones. Ni siquiera McCain y Sarah Palin ofrecen la impresión de albergar muchas esperanzas. Anoche, en Saturday Night Live, el popular espacio cómico de la cadena NBC –que ha aumentado su teleaudiencia a costa de ridiculizar a Sarah Palin- McCain procuraba sonreír, mientras se lamentaba de ser un republicano sin dinero. Acompañado de Tina Fay, el senador se prestaba a la patética farsa de anunciar algunos artilugios para la tele.
Sarah Palin piensa en su futuro político, en el que contempla, según ha declarado, presentarse como candidata en el 2012. Los asesores de McCain le atribuyen el fracaso a Palin. La aspirante a la vicepresidencia no acepta sugerencias, se sabe una diva, dicen los asesores del senador; mientras los sondeos revelan que se la considera inepta para el cargo.
Desde septiembre, en los últimos dos meses, ninguna encuesta ha resultado favorable a los republicanos. Obama ni siquiera se tomó la molestia de mencionar a su oponente en el prime time comercial de media hora que se transmitió simultáneamente en varias de las más influyentes cadenas televisivas (incluido el canal hispano Univisión).
La campaña republicana agoniza. David Letterman ha bromeado al respecto en su Late Night Show:

Halloween, dijo el comediante, son los muertos caminando entre los vivos. De eso es lo que trata Halloween, ellos regresan a la vida, están muertos, pero caminan entre....No, no, esa es la campaña de McCain.

No hay comentarios:

Publicar un comentario