22/10/08

Una sopa thai.


Algunas exposiciones de Rirkrit Tiravanija (Buenos Aires, 1961) han consistido en cenas en las galerías, frecuentemente sopas thai con curry y vegetales, distribuidas gratuitamente. Tiravanija no persigue crear comidas originales o sofisticadas, ni ofrecer alimentos especialmente refinados o exóticos. Organiza cenas en la galería para propiciar un ambiente de comunicación entre las personas. Una sopa vendría a convertirse en el pretexto que permitiría un diálogo o una interacción entre invitados que se han reunido de manera más o menos fortuita.
A primera vista el espectador participa de una cena como la que podría disfrutar en cualquier restaurante thai, sólo que Tiravanjia induce a preguntas sobre la posibilidad de integrar el arte a la vida cotidiana. Beber una sopa thai pasa a ser una experiencia cuyo sentido se vuelve poético, ininteligible, metafórico, dotado de una intención estética a un tiempo explicita y hermética. Al participar en la cena, cada miembro del público se convierte en el ejecutante de una obra de arte colectiva, en el mismo sentido en el que un violinista que interpreta las notas que aparecen en un papel pautado contribuye a la ejecución de una sinfonía. ¿Tendría una misma connotación una cena en un restaurante que una que se efectúe en una galería con la creencia de formar parte en una obra de arte? Tiravanija invita al público a distanciarse de un acto cotidiano, introduce la sugerencia de que una cena ordinaria, como cualquier otro gesto que se realice a diario, puede tener una dimensión estética en la que no suele repararse.


En las cenas que organiza Tiravanija un cuenco de sopa puede ser algo mágico, si se conviene en entenderlo como una obra de arte.

3 comentarios:

  1. Muy buen texto Ernesto. Recuerdo que Miquel Barcelo tambien hace mucho uso de elementos naturales y de cocina para llevar a cabo su obra. Cuando se le ve trabajando en su estudio, muchas veces tiene pescados, rayas, culebras y otros animales para dejarlos como trazas en su lienzo...toda una experiencia lezamiana de Paradiso. Creo que la cena de Tiravanija deja claro la importancia de la comida en la creacion del arte. Baquero tenia una teoria parecida.
    Saludos,

    Gerardo

    ResponderEliminar
  2. Si, puedes colgar mi entrada sobre Adorno en tu blog. Muchas gracias. Ahora ando deprisa , mas adelante tratare de agregar un comentario sobre el interesante topico que has mencionado sobre la relacion entre arte y comida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gerardo:
    Tratando de arreglar varios comentarios mios que aparecieron repetidos, borre una nota tuya. No encuentro la manera de recuperarla. Mis disculpas. Saludos.

    ResponderEliminar