31/10/08

Gatos

Es bonita... pero tiene gatos -me dijo mi amigo Edgar, refiriéndose a una de nuestras colegas que, efectivamente, era muy atractiva y parecía un gato ella misma.
No pude evitar las carcajadas. Al menos en los Estados Unidos hay un estereotipo de la mujer soltera, anémica y vegetariana, pacifista y al mismo tiempo un poco alterada de los nervios, que tiene gatos. ¿Es justificable este prototipo? Vean lo que ocurre cuando alguien trata de dormir en una habitación donde hay un gato.
(Gracias a Ada Baisre por enviarme el link).

3 comentarios:

  1. JA JA JA JA JA !!!!
    Ernesto,
    No fue algo parecido lo que te paso con un gato llamado Tito (que no era taxista ni salsero)??

    ResponderEliminar
  2. I beg to differ my friend...
    Algunas, además de vegetarianas, neuróticas y pacifistas somos también casadas y alérgicas

    ResponderEliminar
  3. Si, anonimo, como me voy a olvidar del gato Tito? Muy buena gente y todo...el unico problema que tiene es que padece de insomnio.

    ResponderEliminar