16/9/08

El otro lado (de acuerdo con Merleau-Ponty)

Uno puede decir que percibimos las cosas mismas, que somos el mundo que se piensa a sí mismo –o que el mundo está en el corazón de nuestra carne. En cualquier caso, una vez que la relación entre el cuerpo y el mundo ha sido reconocida, existe una ramificación de mi cuerpo y una ramificación del mundo, una correspondencia entre su interior y mi exterior, entre mi interior y su exterior.
(Maurice Merleau-Ponty,Lo visible y lo invisible, 1968, 136)

Merleau-Ponty criticó lo que él llamó la “fe perceptual”. La tradición filosófica y científica habían trabajado con una fe en la oposición entre el sujeto (que mira) y el objeto (que es visto). Pero esa fe, en sí misma, nunca había sido puesta en tela de juicio. Merleau-Ponty trató de ir más allá de la oposción entre sujeto y objeto y propuso el concepto de “carne”, un punto de vista a la vez muy obvio e inusual: el que mira es siempre visible. El espectador no es simplemente un sujeto que contempla al otro. Por el contrario, el que mira está profundamente implicado en lo que ve. De este modo, no existiría una oposición binaria entre el sujeto y lo visible; sino que ambos participarían de un mismo elemento, de una misma “carne”.
Mirar al otro es esencialmente ver mi cuerpo como algo objetivo, por ende, el cuerpo del otro podría tener un lado psíquico. La experiencia de mi propio cuerpo, y la experiencia del otro son, en sí mismas, los dos lados de un mismo Ser: donde yo digo que veo al otro, de hecho lo que ocurre en particular es que yo convierto mi cuerpo en algo objetivo, el otro es el horizonte o el otro lado de esa experiencia. (Lo visible y lo invisible, 1968, 225)


Nota: He traducido los fragmentos de Merleau-Ponty directamente del inglés: una traducción de una traducción y temo haber incurrido en algunas inexactitudes. Quizás lo más apropiado sea incluir las citas, tal y como aparecen en el texto de la edición que tengo al alcance de mi mano.
I
One can say that we perceive the things themselves, that we are the world that thinks itself –or the world is at the heart of our flesh. In any case, once a body-world relationship is recognized, there is a ramification of my body, and a ramification of the world, and a correspondence between its inside and my outside, between my inside and its outside.
The Visible and the Invisible(1968:136)
II
..to see the other is essentially to see my body as an object, so that the other’s body could have a psychic “side”. The experience of my own body and the experience of the other are themselves the two sides of the same Being:
where I say that I see the other, in fact it especially happens that I objectify my body, the other is the horizon or other side of this experience.
The Visible and the Invisible(1968:225)

2 comentarios:

  1. http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/09/el-gobierno-norteamericano-representado.html

    ResponderEliminar
  2. Genio, Ernesto, yo estoy viendo justamente este tema en T.O.K. (teoría del conocimiento, por "Theory of knowledge"), y me sirvió mucho poder utilizar a Merleau-Ponty.
    Gracias!!!
    Un beso, j

    ResponderEliminar