16/6/08

La felicidad de ser esquimal (II)

Por lo menos un esquimal logró infiltrarse en el pensamiento filosófico europeo. En su libro La risa, Henri Bergson describió al artista como alguien que idealmente sería capaz de reconocer las diferencias entre cada una de las ovejas de un rebaño. El artista de Bergson, como los esquimales, puede ir más allá de las generalizaciones y los símbolos para acceder a la individualidad de las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario