1/6/08

Inauguración de We are Porno, Sí. (II)


El trabajo de Luis Trápaga consistió en distribuir unos consoladores hechos de caramelo. ¿Golosinas para ser chupadas? ¿Obras de arte? ¿Juguetes eróticos? ¿Un toque kitsch? ¿Farsa carnavalesca? Ya empiezo a entender que Arte y Pornografía no son términos necesariamente excluyentes. La gente se divertía. La risa se repite en las fotos.





Gorki, líder de la banda Porno para Ricardo.

3 comentarios:

  1. Buena exposición, y qué raro que no la censuraron.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ivis,
    no se como sea ahora; pero todavia a comienzos de los noventa la pornografia estaba prohibida en Cuba. Uno podia ir a la carcel por cargar un video porno. Ahora me imagino que exista mas tolerancia, debido a las aperturas que mas o menos se hacen en el ambito de la sexualidad.
    En las artes visuales ya se admiten muchas cosas que podrian ser transgresoras en otros medios -como la prensa o la television.
    Luego esta el prestigio que ha alcanzado la galeria Laboratorio-Aglutinador. Es dificil vetar algo que se hace alli.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, tal vez porque la exposición fue en una residencia, y no pasó por los filtros de la censura.
    O al menos, no pasó a tiempo ;)

    Próximamente habrá otra de estas en la residencia de Rubén Cruces, amigo antiguo quien además trabaja como videógrafo de los PPR.

    ResponderEliminar