27/5/08

George Lois en el MoMA(I)



El MoMA exhibe las portadas que diseñó George Lois para la revista Esquire. Una de ellas está dedicada a la hija menor de Stalin. Lois estaba molesto con la edición del libro Veinte Cartas a un Amigo, en el que Svetlana hablaba horrores cometidos por su padre. La revista Esquire publicaría un artículo desfavorable–firmado por Garry Wills- en el que la disidente soviética era descrita como una oportunista. La venganza de Lois consistió en superponer un dibujo del bigote de Josef Stalin sobre el retrato de la hija desleal.
Sorprende que el diseñador que hizo las cubiertas más provocativas de los años sesenta fuese un joven que, cuando menos, simpatizaba con el stalinismo. Y esto después del deshielo que había iniciado Kruchev. Esquire aprovechó su talento y también, a no dudarlo, su izquierdismo radical, aparentemente atrevido y en la práctica muy vendible. Las portadas de Esquire, que le dieron la vuelta al mundo y se convirtieron en imágenes paradigmáticas de los sesenta, confirman una de las ideas de Adorno y Horkheimer: en la época de industria cultural, hasta la actividad política de la oposición entra en complicidad con el status quo.

2 comentarios:

  1. Hola:
    Hay mucho que leer por aquí. Mucho tema interesante, así que no dejaré de venir a visitarte.
    Por si no pasas por mi blog, puedes utilizar las fotos y la información publicada en él, si es de interés para ti.
    Saludos desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Fui a tu blog y deje un comentario, aunque no pude encontrar la foto que queria usar, que es una vista nocturna del Vedado.
    Saludos.

    ResponderEliminar