4/4/08

Dos bromas de Raúl Martínez (II)


La segunda broma es menos carnavalesca y si se quiere más seria, dotada de un sentido crítico. El humor, si acaso, reside en cómo Martínez se las ingenió para que sus alusiones pasaran inadvertidas por los ideólogos y funcionarios de la cultura. Isla 70 se ha divulgado como una pintura emblemática de la Revolución Cubana. Y tal vez lo sea en muchos sentidos. Las caras de revolucionarios como Fidel Castro, Ché, Camilo Cienfuegos, Lenin y Ho-Chi-Ming se integran a una multitud de rostros anónimos: ellos eran parte del pueblo y el pueblo estaba con ellos. Un cuadro optimista, de colores brillantes, en el que prevalecían expresiones joviales y entusiastas. Pero, de forma no tan velada, aunque si lo suficientemente encubierta como para no dar lugar a reprimendas, el cuadro añadía una nota de protesta al júbilo revolucionario. A la izquierda, en la base misma de la pintura Martínez representó a un joven que saborea un helado de fresa. El artista tuvo el cuidado de pintar sólo un fragmento del cono sobre el que despunta el refrigerio que modo que la forma oblonga y el color rosáceo en los labios juveniles hacen pensar en un felatio.

En otro lugar, el acto de morder un emparedado, quedaba sugestivamente asociado a una hilera de cañas, pintadas como si fuesen falos erectos. Hay jóvenes con cerquillos que afeminan sus semblantes. Un personaje con bigote –un autorretrato- junto a un joven con el torso desnudo (¿el escritor Reinaldo Arenas?) y a su lado la palabra “Isla”, que podría sugerir la condición de marginado social. Hay también orquídeas enormes aderezando el paisaje. En Isla 70, un homenaje a la malograda Zafra de los Diez Millones, Martínez expresa su inconformidad ante la brutal represión de la homosexualidad. Un retrato de Oscar Wilde trazaba una analogía entre el presente y la pacata sociedad victoriana que encarceló al escritor homosexual.



9 comentarios:

  1. Y la cabeza de Martí parece ensartada en una vara (asta de la bandera)

    Lafuente

    ResponderEliminar
  2. Gracias LaFuente. No habia advertido ese detalle curioso tambien. No estoy muy seguro sobre como interpretarlo; pero dentro de una otra tan sugerente es probable que Martinez le haya atribuido cierto sentido a ese vinculo que tu has observado.
    Saludo,
    Ernesto.

    ResponderEliminar
  3. Como psiquiatra que soy, titulado en Londres, con máster en Paris y Berlin, trabajando en España desde hace 34 años, jamás había leído tanta "bobería" sobre el mural citado.
    Claro que, cada loco con su tema... y lo de la fellatio es ya la sublimación más flipante que se le puede ocurrir al que firma.
    Mis amigos y amigas homosexuales, que han visitado la Habana recientemente, no han visto en la obra tales maravillas,
    y no son ciegos.
    Supongo que, siguiendo el deliro de Ernestico, La Maja Desnuda es un travestido (mensaje en clave de Goya) y el Cristo Colgante de Dalí, un falo enorme, eso sí, muy cristiano. Ah, y las Meninas, todas putas del Rey.

    ResponderEliminar
  4. Pues le felicito, psiquiatra titulado en Londres, Paris y Berlin. Y tambien le respeto muy sinceramente su criterio, evidentemente desfavorable, sobre la interpretacion que trato de exponer aqui. Yo no procuro convencer a nadie de lo que estoy comentando. Usted lo lee y si le parece una "boberia", pues formidable. La verdad, la verdad es que yo no gano ni pierdo nada con su criterio. Incluso es probable que su manera de escribir deje mucho que decir sobre usted mismo. Y tal vez por eso no sea casual que haya decidido hablar desde el anonimato. Supongo que un psiquiatra de tanta experiencia como usted debiera estar de acuerdo en que no es muy respetuoso llamar a Ernestico a una persona a quien usted no conoce.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ernesto! Recien me han hablado de tu blog y comienzo a leerlo desde el principio. Me parece muy interesante y sobre todo educativo en areas de las cuales no conozco mucho, tal y como me lo describio quien me lo sugirio. Despues de leer este comentario siento la necesidad de aplaudir tu respuesta al psiquiatra anonimo....se pudieran llenar cuartillas con reacciones a ese comentario del psiquiatra, pero me conformo con un aplauso a tu comentario. Seguire leyendo...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Mirelis, por los elogios a mi blog. Y que regreses por aca. Mis saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Ernesto- quiero agradecerle por esta critica tan informativa! (Siento que mi espanol no sea tan buena, no soy hispanohablante sino estudio espanol en la universidad). Creo que la connexion que hace Ud. con la homosexualidad es muy valida, dado que Raul Martinez si era homosexual. Que cree Ud. sobre la cara en la esquina izquierda (abajo) con la boca abierta? Cree que eso tiene algo que ver con el homosexualidad tambien?

    ResponderEliminar
  8. Excelente Sr. Ernesto. Llego a su blog por primera vez después de leer sus comentarios en el de Enrisco (un tipo genial y excelente escritor al que respeto y admiro desde hace bastante tiempo), y ha superado mis expectativas. Lo felicito y volveré con más tiempo. Por ahora solo le diré que es admirable su capacidad de observación y de paso, un chismesito que conozco de muy buena fuente : Servando regalaba algunas de sus obras al actor César Evora, del cual era amigo. No estoy insinuando ninguna otra cosa, no hay sarcasmo ni ironia en esto que escribo, pero son obvias las razones del por qué lo haya hecho en su tiempo y espacio.
    Nadie se espante, soy homosexual y toda mi familia y amistades lo saben. Al "psiquiatra" que no se apene en decir que es homófobo o hetero, ya muchos se han decidido a confesarlo y van siendo aceptados cada vez más por la sociedad.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias. Aprecio muy sinceramente sus elogios sobre mi trabajo. Igualmente Enrisco es un escritor a quien admiro, ademas de ser una buena amistad y un tipo con un maravilloso sentido del humor. Sobre el chisme que me comenta, yo supe, de muy buena tinta, que Evora fue modelo de Servando. Nunca me parecio un delito, ni nada que debiera conservarse como ningun secreto. Por el contrario, espero que el actor se sienta orgulloso de haber colaborado con un artista tan extraordinario como lo fue Cabrera Moreno. Saludos y vuelva usted por aca.

    ResponderEliminar